Ad Ad Ad



Comprendo la sorpresa de Kahlo, no porqué los padres cuelguen una fotografía de la infancia, ni porqué cambien la tapicería de los cojines (son cosas que pasan y debemos aceptarlas), es por esa misteriosa máquina de correr allí en medio, enfrente de una foto y una pared, grrrr..... es totalmente surrealista. Pero quién sino ella, es capaz de quitarle dramatismo a la situación montándose un videoclip de lo más jarto en dicha escenografía. Ahora en movimiento con más salero que nunca, ¡da da da!

3 comments:

Kahlo said...

gracias traç :)

Kahlo said...

ay... se me olvidaba, un beso enorme ;P

J.Álvarez said...

Puro dadaííííísmo! XD